Arnobis Zapata: dirigente social del sur de Córdoba bajo amenaza

“Ahora mismo lo que estamos haciendo es tratar de que la gente vuelva de nuevo a reunirse, de que vuelva a hablar del Acuerdo de Paz. El Gobierno está en una reactivación económica, nosotros en reactivación organizativa. Sí, está difícil, pero creemos que tenemos la posibilidad de mover a la gente a favor de la implementación del Acuerdo de Paz”

Arnobis Zapata, entrevista para El Espectador


Por: Juan Sebastián Peña Editor – Pares


El dirigente social Arnobis Zapata, coordinador territorial de la Asociación Campesina del Sur de Córdoba (ASCSUCOR) y presidente de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC), está siendo víctima de intenciones criminales que buscan atentar contra su vida y sus procesos de liderazgo. Desde la Fundación Paz & Reconciliación (Pares) hacemos eco de la denuncia realizada por el movimiento Defendamos la Paz en la que se señala que, en la noche de ayer, 6 de octubre, dos hombres armados llegaron a su lugar de residencia, en Montería. Indagando por el paradero de Arnobis Zapata, se encontraron con su hijo, quien al percatarse de que los dos sujetos portaban armas, se enfrentó a los presuntos sicarios y alertó a los vecinos. En respuesta, los dos hombres habrían golpeado al menor de edad con la culata de un revolver y, posteriormente, emprendieron la huida.


En la denuncia compartida por Defendamos la Paz, se señala que no es la primera vez que se busca atentar contra la vida de Zapata: “Desde el año 2012, cuando entonces era coordinador de Marcha Patriótica en Córdoba y hasta la fecha ha recibido múltiples amenazas contra su vida, por defender los derechos del campesinado surcordobés, y, ante todo, por luchar porque este largo y sangriento conflicto armado que vive el país, tenga una salida política negociada”.


En un reciente informe especial de El Espectador sobre el proyecto minero de cobre San Matías, que se desarrolla en esta región Córdoba, se señala que los principales retos que enfrentan las comunidades y las personas líderes y defensoras de derechos humanos tienen que ver, de acuerdo con el análisis que hace Arnobis Zapata, con “los sectores económicos que quieren hacer explotación minero energética en el territorio; los clanes políticos locales tradicionales, que van a buscar la manera de hacerse con la curul a través de organizaciones controladas por ellos, y el Gobierno Nacional, que los ve como un obstáculo en la implementación de su política de Paz con Legalidad”.


Respecto a la labor social de Arnobis Zapata en la región, precisamente, se refiere en el medio de comunicación que él “fue uno de los principales líderes que, cuando se estaba formulando ese programa tras la firma del Acuerdo de Paz, fue comunidad por comunidad, junto con el Gobierno Nacional y los representantes de las Farc, a convencer a los campesinos de que la sustitución era la alternativa”.


De acuerdo a lo recogido por El Espectador, y tal como lo reconfirma Alejandro Restrepo, coordinador de la Línea de Conflicto, Paz y Posconflicto de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), en la región del sur de Córdoba, donde Arnobis Zapata ejerce su liderazgo y trabajo comunitario, existen disputas por el control territorial entre las AGC o el ‘Clan del Golfo, ‘Los Caparrapos’ y el ‘frente 18’ de las disidencias de las FARC.


Desde Pares nos sumamos al enérgico rechazo frente a estas acciones criminales contra la vida de Arnobis Zapata, la agresión contra su hijo, así como el estado de incertidumbre y miedo en el que quedan su familia y personas allegadas. De igual forma, exigimos a las autoridades que se esclarezcan estos hechos y las personas o grupos responsables, y que se den garantías plenas y efectivas para la protección de su vida y la de su familia. Llamamos a la ciudadanía en general, a las organizaciones sociales del país y a la comunidad internacional para que no cesen los ejercicios de veeduría y presión al Estado para que, de forma integral, responda a la situación de vulnerabilidad y amenaza bajo la que se encuentran personas líderes y defensoras de derechos humanos y, junto a ellas, los procesos, iniciativas y causas sociales que lideran.


A continuación, compartimos el comunicado completo emitido hace unas horas por el movimiento Defendamos la Paz: