• Sergio Saavedra

«Alcaldesa: la Policía no entiende que una mujer trans es mujer»

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


Tras la rueda de prensa al medio de día de este 8 de abril, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, dio a conocer que habrá restricción en la capital para que las mujeres puedan circular los días pares y hombres en días impares para realizar las actividades de adquisición de bienes de primera necesidad: alimentos, bebidas y aseo. Y para ir a bancos. Según la mandataria, las personas trans podrán circular según su identidad de género. Para la Red Comunitaria Trans, con esta medida las vidas de las personas trans están en peligro si están en manos de los policías. Señora alcaldesa no juegue con nuestras vidas.


Paralelamente, a la polémica que ha suscitado la decisión de la alcaldesa, se formulan preguntas como; ¿la Personería y Defensoría van a estar vigilantes y serán garantía ante posibles abusos policiales contra personas no binarias?


Pares habló con la Red Comunitaria Trans cuya reacción frente a dicha medida fue de alarma: no permitamos que este borrador avance. Vamos a gritar en redes #LaPoliciaNoMeCuida. Haciendo un fuerte llamado a la administración para que atienda experiencias negativas como las de Perú y Panamá.


Perú, una alerta para Colombia


Pares habló con Ana María Vidal, abogada especialista en derechos humanos y género, y una de las abogadas litigantes del caso Azul Rojas Marín ante la Corte Interamericana, quien señaló —entre otras cosas— que si bien los abusos de la Policía se venían presentando antes del denominado “pico y placa”; la experiencia arrojó que con dicha medida la violencia contra las personas trans se potenciaron.


Un ejemplo de ello en Perú tuvo que ver con la Policía de Bellavista, Callao, quienes violentaron física y psicológicamente a tres mujeres trans por supuestamente haber violado la medida del “pico y placa”. De hecho, uno de los policías obligó a las mujeres trans a decir en voz alta “quiero ser un hombre”. Esto mientras eran obligadas a hacer ‘sentadillas’ y eran atemorizadas por los uniformados.

Organizaciones internacionales y nacionales de sociedad civil en Perú hicieron un llamado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se pronunciara sobre las graves violaciones a los derechos de las personas trans en Perú.


En dicha comunicación expresaron que dentro de un contexto de emergencia debido a la pandemia generada por el coronavirus, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas peruanas están violentando los derechos humanos a la integridad, a la identidad de género y a la dignidad de las personas trans.

Por otra parte, precisaron que conforme al artículo 27° de la Convención Americana de Derechos Humanos, en situaciones de emergencia los Estados partes pueden restringir determinados derechos; sin embargo, ni el derecho a la vida, a la integridad personal o al nombre (identidad) pueden ser suspendidos durante los estados de emergencia.


El problema en países conservadores


De acuerdo con Vidal: El problema en Perú, al igual que en Colombia, es que es un país conservador y con mucha homolesbotransfobia. Además, también al igual que Colombia, con una historia de represión por parte de la policía y los militares que viene desde las épocas del conflicto armado. Entonces, si tienes una situación de emergencia como la actual, la represión por parte de la Fuerza Pública se potencia (ojo que ellxs también están en una situación de estrés grandísima y ya han tenido bajas por Covid19).


Por otra parte, alertó para el caso colombiano que el problema de fondo es la represión de la fuerza pública en estos contextos que se potencia siempre con las personas en mayores condiciones de vulnerabilidad.


El papel de la Corte Interamericana


De acuerdo con Vidal, el pasado lunes 6 de abril el Estado peruano fue sentenciado ante la Corte Interamericana por la tortura que sufrió una persona LGTBI hace 12 años en una comisaría, y que tuvo como motivación el prejuicio de los policías contra las personas LGTBI.


Vidal insiste que continúan los abusos, por ejemplo, la detención de una mujer lesbiana de expresión de género masculina los días en que solo salían mujeres, por ejemplo. Perú aún no entiende muchas expresiones e identidades de género no binarias. Pero es una obligación que las entienda.


Llamado a la Alcaldía


La Red Comunitaria Trans ha hecho un llamado para que la Alcaldía Mayor de Bogotá tenga presente experiencias de discriminación en países como Perú y Panamá. Experiencias de aumento de discriminación y violencia en contra de personas trans a partir de medidas como la denominada #PicoYGénero.


Asimismo, Juli Salamanca, directora de comunicaciones de la Red Comunitaria Trans, señala que, desde la Red la preocupación tiene que ver con que para nadie es un secreto que no hay rutas claras para denunciar la violencia policial que ha existido durante años en Bogotá.


La polémica determinación de la alcaldesa hizo parte de las nuevas medidas e inversiones de apoyo a quienes más lo necesitan en Bogotá, dada la extensión hasta el 27 de Abril. Sin embargo, la Red Comunitaria Trans ha señalado que la separación por sexo en tiempos de #COVID19 pone en peligro nuestra vida y seguridad. La violencia y la transfobia se dispararán, la Policía Nacional aún no entiende que las mujeres trans somos mujeres y que los hombres trans son hombres.


Exigen que se cumpla el discurso de campaña


Asimismo, la Red Comunitaria Trans le recordó a Claudia López su discurso en campaña. En campaña parecía tener muy claro que las mujeres trans hemos sido históricamente excluidas y violentadas por la policía, pero hoy, en el poder, parece que lo olvidó. Ahora quiere dejar en manos de la Policía Nacional a las personas trans.


Disputas locales, alcances nacionales


Vidal insiste en que las denuncias de abusos hacia las personas trans ya estaban desde antes de la medida. Con esta medida, lo que se ha pasado en Perú es que se den más situaciones vejatorias.

Ahora si vemos el vaso medio lleno, esto también ha servido para que por primera vez un Presidente de la República (que fue quien anunció la medida en Perú) diga que su gobierno era un gobierno inclusivo, que no iba a permitirse situaciones de homofobia y se iba a respetar los «sentimientos» de las personas, también de las personas trans (le faltó afinar conceptos, sí, mencionar transfobia y no homofobia, pero es un gran avance)”. Esto entendido en lo conservador del país peruano, explica Vidal.


Sobre lo procedimental de la medida, Vidal cuenta que tras los hechos de violencia que se generó en contra de las personas trans, “salió el Ministro del Interior del Perú y públicamente dijo que se iba a respetar la apariencia de la persona, no se iba a pedir documento nacional de identidad (DNI) y «si está con apariencia de mujer, es mujer, si está con de hombre es hombre). Esto en Perú es inédito, no olvidemos que el ministro del interior que tiene a cargo la policía es un policía en retiro, y tenía fama de conservador.