Alarma por violencia en Jamundí, un reto para las autoridades