A pesar de las acusaciones, la minga sigue viva

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


Diez días lleva la concentración en el departamento del Cauca y sobre la vía Panamericana —que comunica a la ciudad de Cali y Popayán— en el marco de la minga indígena y campesina. La última cifra indica que 25 personas han resultado heridas por las confrontaciones con el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), un uniformado muerto y ocho de ellos lesionados.

El presidente Iván Duque sigue sin ir al Cauca. En su negativa, el mandatario decidió enviar una comisión encabezada por Nancy Patricia Gutiérrez —ministra del Interior— para hablar con las comunidades.


En definitiva, el ambiente en el Cauca cada vez es más álgido, pues mientras las comunidades se mantienen en pie de lucha, son objeto de estigmatización.


La avanzada mediática contra la minga indígena