top of page

64 sueños: Así inició la Escuela de Liderazgo Juvenil.

Por: Sebastian Solano 

Coordinador de la Línea de Jóvenes en Riesgo y Participación Juvenil  




La Fundación PARES ha dado un paso significativo hacia la construcción de un futuro más esperanzador en Colombia con el arranque de un programa dirigido a fortalecer las capacidades de jóvenes líderes y miembros de organizaciones de la sociedad civil en comunidades afectadas por el conflicto armado y la violencia. Las Escuelas de Liderazgo Juvenil para la Participación e Incidencia en la Construcción de Paz Territorial, es un programa que no solo representa un compromiso con la juventud colombiana, sino también un firme paso hacia la consolidación de la paz y la reconciliación en el país. 


El objetivo primordial de estas escuelas es empoderar a los jóvenes como agentes activos en la construcción de la paz en sus respectivos territorios. Esto se logra a través de un enfoque pedagógico participativo y contextualizado que busca promover el liderazgo juvenil, fomentar la participación ciudadana y estimular la incidencia en políticas públicas orientadas hacia la paz y la reconciliación. Es un programa que no solo busca formar líderes, sino también inspirar un cambio positivo arraigado en la resolución pacífica de conflictos y la promoción de una cultura de paz sostenible. 


Este esfuerzo transformador ha sido posible gracias al apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), dentro del marco de la focalización territorial de la Cooperación Española para el período 2020–2024. Con un enfoque especial en la Zona del Pacífico colombiano y las zonas de frontera del país, el programa busca llegar a donde más se necesita, donde los desafíos de construcción de paz son más demandantes. 


Los beneficiarios de este programa son 64 jóvenes seleccionados de entre 31 organizaciones y procesos sociales y colectivos que representan la diversidad y amplitud de enfoques y agendas en Colombia. Desde organizaciones juveniles hasta corporaciones de comunicación, estos colectivos abordan una amplia gama de enfoques, incluyendo derechos humanos, equidad de género, cultura, medio ambiente, liderazgo y participación ciudadana, entre otros. Este diverso grupo de jóvenes, distribuidos en municipios como Buenaventura, Tumaco, Cúcuta y Tibú, refleja la riqueza de perspectivas y experiencias que enriquecen el tejido social del país. 





Es notable la diversidad presente entre los becarios del programa, no solo en términos de edad, género y origen étnico-cultural, sino también en cuanto a los grupos poblacionales a los que pertenecen, pues la priorización de grupos históricamente subrepresentados es indispensable para lograr una transformación real de las comunidades y de las historias de vida de estos jóvenes.  


Los primeros pasos de este programa ya están dando frutos con logros tangibles en cada municipio. En Buenaventura, por ejemplo, se ha establecido una base sólida para la implementación de la Escuela de Liderazgo Juvenil, con propuestas de jóvenes presentadas en espacios de construcción de planes de desarrollo municipales. En Tumaco, se ha trazado una ruta clara de incidencia que ha llevado a alianzas significativas con la Alcaldía Municipal y otras entidades público-privadas. Mientras tanto, en Cúcuta y Tibú, se estableciendo alianzas estratégicas con Instituciones de Educación Superior y organizaciones locales.  


La Corporación Universitaria Minuto de Dios - UNIMINUTO y la Fundación para la Participación Comunitaria - PARCOMUN se han unido a este esfuerzo, brindando acompañamiento técnico y académico para la certificación del programa en Cúcuta, Tibú y Buenaventura. Este compromiso conjunto fortalece y cualifica aún más la capacidad de los jóvenes para liderar el cambio en sus comunidades y contribuir activamente a la construcción de un futuro más prometedor. 


El programa continúa su marcha con el primer módulo centrado en Planeación e Incidencia Territorial, con el objetivo de capacitar a los becarios en estrategias de incidencia ante autoridades locales para la inclusión de propuestas en los planes de desarrollo. Este módulo culminará con encuentros ciudadanos en cada municipio, donde actores clave del territorio se reunirán para gestionar alianzas e incidir en los planes municipales y departamentales de desarrollo. Es un paso indispensable hacia la transformación de nuestras comunidades, donde la voz y el liderazgo de la juventud inciden en el desarrollo territorial.  

Commentaires


bottom of page