Álvaro Leyva: un canciller para la paz

Por: Luis Eduardo Celis


El presidente Gustavo Petro está conformando un equipo de gobierno de gran experticia y compromiso con la agenda de cambio que obtuvo el mayor respaldo ciudadano el pasado 19 de junio y que asumirá desde el próximo 7 de agosto.

Álvaro Leyva Durán es el decano de los constructores de paz, es la persona que más ha dedicado tiempo, trabajo y compromiso al logro de una Colombia pacificada, desde que el presidente Belisario Betancur lo vinculó a la Comisión de Paz para los diálogos con las FARC en 1984. Ya son casi cuatro décadas de una acción de compromiso y persistencia para lograr este apreciado bien, en el cual hemos avanzado mucho, pero que aún es una tarea por concluir, entendida la paz como una democracia de calidad, sin grupos ni mafias ejerciendo de manera sistemática violencia y afectando la vida y múltiples derechos de comunidades y organizaciones.

Petro ofertó paz total y volver a Colombia una potencia mundial de la vida. No es demagogia ni una frase efectista, es un firme compromiso en el cual va a empeñar todo su liderazgo y acción transformadora, y para ello tiene como coequipero a Álvaro Leyva, quien, con su experiencia y compromiso, será fundamental para el logro de esta Colombia en paz.

Ya ejerciendo como canciller designado, Álvaro Leyva ha mostrado su liderazgo al afianzar el diálogo con la Organización de las Naciones Unidas, Noruega y Cuba, para seguir contando con su participación en este esfuerzo de paz, y hace pocas horas tuvimos la buena noticia de su reunión con el canciller de Venezuela, Carlos Faria, en la que se anunció el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela, una extraordinaria noticia para volver al cauce del diálogo y la cooperación.

Álvaro Leyva tiene la experiencia, compromiso y pasión para liderar, junto al Alto Comisionado de Paz, Danilo Rueda, el trabajo de mantener el compromiso de la comunidad internacional para lograr la paz en el país, tramitar los difíciles temas que ligan esta paz por construir con Venezuela y el concurso del gobierno de los Estados Unidos, que puede ganar mucho con las necesarias modificaciones a la política antidrogas que debe venir, tema central para lograr economías legales y presencia efectiva del Estado de derecho legítimo en los doscientos municipios donde persiste el narcotráfico y están las organizaciones que hacen violencia sistemática, lo que el presidente Gustavo Petro ha denominado “multicrimen”.

El gobierno de Gustavo Petro y Francia Márquez tienen en Álvaro Leyva al más experimentado hombre en asuntos de Estado para trabajar por esta agenda, y al Alto Comisionado de Paz, Danilo Rueda como gran coequipero de probado compromiso y juicio por lograr la anhelada paz total para una Colombia que ha optado por hacer las transformaciones largamente postergadas.

 

*Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad de la persona que ha sido autora y no necesariamente representan la posición de la Fundación Paz & Reconciliación al respecto.