Diálogo social con empresa privada

Coordinador Conflicto, paz y posconflicto, Conflictos Asociados al Desarrollo, DESARROLLO, Home noticias

La Fundación Paz y Reconciliación con el apoyo de la Embajada del Reino Unido, conscientes de la necesidad de los aportes que la empresa privada pueda desarrollar en una etapa de construcción de paz en Colombia, se han dado a la tarea de invitar a este sector para que en conjunto con la sociedad civil en algunas regiones del país, se implementen estrategias   conjuntas que permita a este importante actor social, identificar sus posibilidades para aportar efectivamente a la construcción de paz en Colombia.

El objetivo de la iniciativa es apoyar la creación y la implementación de una estrategia que permita  materializar el compromiso de los empresarios y los lleve a ser protagonistas del fin del conflicto en el país, contando con el respaldo académico, metodológico y logístico de la Fundación Paz y Reconciliación. Para esto se hizo una primera invitación a las empresas  privadas británicas con sede en Colombia.

El desarrollo de la iniciativa comenzará con un diagnóstico de las acciones en materia de derechos humanos y construcción de paz de las empresas británicas, que, con el material recopilado en entrevistas, talleres y revisión documental, resultará en una guía de intervención para la construcción de paz desde el sector privado. Posteriormente se llevará a cabo una etapa de relacionamiento e incidencia, se construirá colectivamente una estrategia de injerencia con la participación de actores y comunidades locales, para llegar de manera exitosa a la última etapa que consiste en la intervención de un territorio priorizado.

El proyecto contó con un acto de presentación oficial el pasado 12 de octubre, en la ciudad de Bogotá, con la presencia de representantes de empresas británicas que operan en Colombia, y la asistencia  del señor  Embajador del Reino Unido, Peter Tibber, el Director de Paz &Reconciliación, León Valencia y  funcionarios  de la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos y de la oficina del Alto consejero para el Postconflicto.