Buscan pruebas para restituir a indígenas y afros en el Chocó

Fundación Paz y Reconciliación Notas breves del conflicto

Con el objetivo de devolverles a 1.718 familias 50.000 hectáreas, mediante la figura de restitución colectiva, un equipo de la Dirección de Asuntos Étnicos de la Unidad de Tierras, conformado por antropólogos, abogados, ingenieros catastrales y sociólogos se desplazaron hacia  las selvas de Bagadó (Chocó) para conseguir las suficientes  pruebas del despojo de tierras que por causa de la minería ilegal sufrieron indígenas embera-katíos del Alto Andágueda.

Los testimonios de los pocos pobladores ancestrales que permanecen en la región serán llevados ante un juez de restitución de tierras. Esta es una de las 21  demandas que la Unidad de Tierras debe resolver para que un grupo de  14.245 familias indígenas y afrodescendientes retornen a territorios estimados en  1,2 millones de hectáreas, de los que fueron desplazados  en los últimos años.

De las 21 demandas, 12 corresponden a casos de resguardos y nueve a consejos comunitarios.