Neftali por Tumaco

Carlos Montoya Celis Democracia y Gobernabilidad

Este domingo 23 de Abril se celebran elecciones atípicas en el municipio de Tumaco, luego de la destitución de Emilsen Angulo, luego de que el Consejo de Estado confirmara nulidad de la elección en febrero de 2017.

La situación de Tumaco es dramática, desde principio de año, cuándo se inició con el proceso de concentración de la guerrilla de las FARC hacía las zonas verdales, la situación de orden público en el municipio ha sido crítica,  en primer lugar por la  aparición de nuevos grupos armados ilegales como Los Negritos y “Los Urabeños” o el denominado ‘Gente de Orden o Nuevo Orden’, quienes atemorizan a la población y en segundo lugar por que  desde el 28 de marzo,  los enfrentamientos entre cultivadores de coca y la Fuerza Pública,  han desnudado la compleja  conflictividad que se vive en el municipio.  Aun así, el próximo domingo habrá elecciones.

En medio del bloqueo de la vía que comunica a Tumaco con el resto del departamento de Nariño las campañas siguieron con el derroche de dinero, y la disputa entre las casas políticas tradicionales para mantener el poder en la región. Como si ya fuera una práctica recurrente en el país, los políticos que por sus maniobras ilegales quedan por fuera del juego electoral,  eligen nuevos representantes para que en cuerpo ajeno personifiquen sus intereses.

Tenemos el caso de Neftali Correa, quien  regresó a Tumaco luego de ser destituida e inhabilitada por 14 años, según la Procuraduría General de la Nación, Correa incurrió en irregularidades en la contratación de servicios de educación cuándo se desempeñó como Alcalde de Tumaco entre el 2008 y 2011.

La inhabilidad se conoció apenas hace un año, y sin embargo, su capital político en el municipio sigue intacto.  Correa eligió a Sandra Estacio para que con el aval del Partido Liberal, el Partido Conservador y la Alianza Verde compitiera por la Alcaldía. Sin experiencia en política, es la candidata con mayor probabilidad para ganar las elecciones. Además de Correa, Estacio juega con el apoyo de Emilsen Angulo, la alcaldesa destituida y el senador Tato Álvarez.

Por otro lado, se encuentra el candidato Julio Rivera avalado por AICO (Autoridades Indígenas de Colombia), quien cuenta con el apoyo de una coalición política de ASI, la Unión Patriótica, un sector del Polo Democrático y Cambio Radical. Rivera participó en la elección de 2015 y ocupó el tercer lugar.  Es el candidato con mayor experiencia en el juego electoral.   Finalmente, la tercera candidata, y sin posibilidades es Francis Estupiñan avalada por el Centro Democrático, de su trayectoria solo se conoce que ha trabajado en la Cámara de Comercio y ocupo el segundo renglón de la lista del Centro Democrático para el concejo municipal en 2015, elección en la que acompañó a Diego Pizarro, conocido como alias el “alcalde” y quien hoy se encuentra preso por narcotráfico.

Una vez más, las atípicas son el reflejo de la bajísima rigurosidad de los partidos políticos, los cuales permiten coaliciones de todo tipo, las máquinas de avales juegan en función únicamente de asegurar participación burocrática una vez concluidas las elecciones.

A continuación puede ver en detallo los perfiles de los candidatos a la Alcaldía de Tumaco.

Análisis relacionados:

Los otros candidatos a la alcaldía de Tumaco

Tumaco: Una historia de recomposición de actores en el territorio