El subsistema fronterizo de Colombia: lugar estratégico de mercados ilegales

Editora Conflicto, paz y posconflicto, Democracia y Gobernabilidad, Grupos Armados Ilegales, Home noticias, SEGURIDAD

Más de 160 mil hectáreas de hoja de coca, 236 municipios con presencia de minería ilegal, al menos 150 trochas por donde entran miles de galones de gasolina de contrabando, cerca de 4 rutas por donde se trafican personas; todos estos componentes hacen de Colombia un punto nodal para el crimen organizado y centro de operaciones de mercados ilegales.

Esta dinámica criminal, de acuerdo con el libro El subsistema fronterizo de Colombia: lugar estratégico de los mercados ilegales, se acompaña de todas las formas de crimen organizado: grupos armados ilegales como la guerrilla del ELN, estructuras criminales de alcance trasnacional como el Clan del Golfo; estructuras criminales de alcance regional como La Empresa que opera en el puerto de Buenaventura, en el pacífico colombiano; y estructuras locales.

Pero estas dinámicas dentro de Colombia no se explican solas. Hacen parte de un subsistema fronterizo, dentro de un gran sistema criminal. Uno de los ejemplos que se desarrolla en el libro es el del municipio de Ipiales que tiene frontera con Ecuador. Ahí llegan chinos, cubanos y hasta migrantes del África subsahariana que son transportados en camiones que atraviesan todo el país hasta llegar el Urabá chocoano que comparte frontera con Panamá. De ahí son pasados por coyotes rumbo a Centro América.

El libro analiza el estado del arte en el estudio de las fronteras; la dinámica de los cárteles y las redes criminales, caracteriza las fronteras colombianas (sus departamentos y municipios), los problemas más comunes (narcotráfico, tráfico de armas, contrabando, trata de personas y tráfico de migrantes y la minería ilegal), y hace una revisión de las acciones institucionales contra las economías ilegales en esta zona.

Este estudio hace parte de una serie de libros del proyecto de investigación “Explorando la economía política de la violencia en los sistemas fronterizos de América Latina: hacia una comprensión integral”. A Colombia se suman otros siete países de la región: México, Guatemala, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil y Argentina.

El capítulo Colombia se hizo en coordinación con La Fundación Paz y Reconciliación (Pares), la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y el apoyo del International Development Research Council (IDRC), de Canadá. Para adquirir el libro escribir a [email protected]