Uldarico Toloza regresó por la mina de la Gloría

Juan Diego Castro Democracia y Gobernabilidad, Home noticias

Uldarico Toloza comenzó su carrera política como candidato a la alcaldía de Barranco de Loba en el sur de Bolívar en 1995, luego  del trágico suicidio  en condiciones muy extrañas  del entonces alcalde Demóstenes Fonseca, quien se enfrentó a los clanes políticos tradicionales del sur de Bolívar. Demóstenes murió ahorcado, según personas cercanas, por la presión que significaban el manejar un municipio endeudado y con poco apoyo de los clanes políticos que manejaban la región. Fue así como usando el nombre del fallecido alcalde, como nombre del movimiento político que lo avaló – Movimiento Cívico: Demóstenes Fonseca – Uldarico se lanzó como candidato único para las elecciones, y ganó.

Para ese entonces Toloza Tundeno pertenecía a las toldas del partido Liberal, liderado por el entonces senador Juan José García Romero y su hermano Álvaro García Romero.  El primero condenado por peculado por apropiación, y el segundo condenado a 40 años en prisión por la masacre de Macayepo. De tal manera que con el amparo de la casa García Romero, Uldarico manejó la alcaldía de Barranco de Loba, una de las zonas de minería de oro más apetecidas del país.

Al finalizar  su mandato, y como ficha clave de los García Romero en el sur del Bolívar, Toloza Tundena, fue nombrado director de la Asociación de Municipios del Sur de Bolívar, entre 1998 y 2000. Acto seguido en 2001 entró como cuota de  los García Romero a la Gobernación de Luis Daniel Vargas Sánchez, en el cargo de  asesor de la Secretaria del Interior. Vale la pena recordar que Vargas Sánchez fue destituido e inhabilitado por 13 años por la Procuraduría  por irregularidades en licitación durante su mandato, y fue denunciado por entregar el negocio del chance a Enilse López “La Gata”, tras el pago de una coima.

El Pacto de Barranco

Para el 2003 tras ejercer como asesor de la Gobernación, Uldarico Toloza se prestó para convocar junto con el ex alcalde de Morales, Héctor Rodelo, la reunión conocida como el “Pacto de Barranco”, en Barranco de Loba en agosto de 2003.

Esta reunión contó con la presencia de los congresistas Vicente Blel y Miguel  Ángel Rangel, los candidatos a la gobernación Alfonso López Cossio y Libardo Simancas, y de los alcaldes y candidatos a la alcaldía y concejos de los municipios del sur de Bolívar, entre otros.

La cita , en la que participaron más de 1000 personas según fuentes que estuvieron presentes, hubiera sido una reunión política como cualquier otra,  de no ser por la presencia de alias Ernesto Báez, jefe político del Bloque Central Bolívar, quien por varias horas dio cátedra anti insurgente, y facilitó (en primera instancia) el proceso de selección de respaldo para la candidatura a la gobernación de Alfonso López Cossio.

Según versiones del portal Verdad Abierta, en la reunión se decidió apoyar inicialmente a Simancas, pero el candidato no podía pagar el aporte por la gestión a las AUC, de tal manera que se decidió por López Cossio. En las semanas posteriores a la reunión, apareció una publicación El Universal, en la que candidatos a alcaldías y líderes sociales de todo el departamento ratificaban su apoyo para Alfonso López Cossio.

En la siguiente foto se puede observar el presunto apartado de la relatoría de la reunión, la cual está firmada por Uldarico Toloza, ex alcalde de Barranco de Loba.

documento provincia unida

 

Seguidamente, en una reunión en Ralito, la empresaria del chance, Enilse López “La Gata”, intervino ante jefes de las AUC para sacar adelante la candidatura de Simancas, razón por la cual Salvatore Mancuso reunió a todos los líderes del sur de Bolívar para presionar el apoyo a la candidatura de Simancas. Consecuentemente Libardo Simancas ganó la elección como Gobernador de Bolívar.

Dicha situación llevó a que Toloza fuera cuestionado por la Corte Suprema de Justicia en la investigación en contra del senador Miguel Rangel, razón por la cual la Corte solicito investigar a Toloza, ya que – bajo gravedad de juramento – aseguro que Ernesto Báez no participo en la reunión.  Sobre este punto la Corte se pronunció de la siguiente manera:

“Sobresalen dentro de estos testigos, el señor Uldarico Toloza Tundeno, quien se desempeñó como Secretario de la denominada “Asociación de Municipios del Sur de Bolívar” y por ello fue testigo presencial y permanente no solo de la reunión del 9 de agosto de 2003 en Barranco de Loba y las posteriores, como Pueblito Mejía y en las que se escuchó a cada uno de los candidatos a la Gobernación, aun así negó rotundamente bajo juramento, la presencia de ‘Ernesto Báez’ en dicha reunión de Barranco de Loba y la de cualquier otro paramilitar. Igualmente negó que en Pueblito Mejía había una base paramilitar y en general la presencia de dicha agrupación ilegal.
Resulta tan absurdo e inverosímil su testimonio que aún siendo Secretario de dicha asociación no tiene conocimiento de quién organizó la misma, ni quien costeó la alimentación, agua y refrigerios (min.00:45:00…), para cerca de 2000 personas, lo que indudablemente permite concluir que falta a la verdad en todas sus aseveraciones, motivo por el cual se compulsarán copias para la investigación correspondiente.

 

La Gloria de Macaco

Luego del triunfo de Simancas a la Gobernación, Toloza fue nombrado en la dirección de la Secretaria de Minas y Energía de Bolívar en 2006, cargo  que habría utilizado para mantener los títulos mineros de la empresa de extracción de metales preciosos de la esposa de Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, jefe militar del Bloque Central Bolívar.

Acta de posesión de Uldarico Toloza como Secretario de Minas y Energia de Bolívar

documento provincia

La empresa era llamada, Sociedad Minera Grifos S.A.S, y su mayor accionista era Rosa Edelmira Luna (esposa de Macaco). Esta empresa recibió un título minero para la explotación de la mina, La Gloria, en el municipio de Barranco de Loba en 2004, con la “venia” de la Secretaria de Minas de la Gobernación de Simancas.  Debe resaltarse que según entrevistas de la revista SEMANA con mineros del municipio, la mina fue otro botín de guerra de las AUC, pues con su llegada desplazaron a los mineros tradicionales cuando la mina comenzó a producir, y trajeron a gente de Antioquia y Valle, y al que se robara algo de tierra, lo amenazaban.

A la llegada de Toloza a la Secretaria de Minas, se revisan los contratos y títulos jurisdicción de la entidad – como en el ejercicio de cualquier empalme de un nuevo Secretario – pero ningún pronunciamiento o acción se dio sobre el título de Grifos SAS, aun ante las denuncias de mineros por extorsión y por las condiciones laborales en la mina.

Pasado un año de la posesión de Toloza, a finales de 2007, la Fiscalía incauto los bienes de la empresa Grifos SAS, dejando al descubierto los lazos entre el paramilitarismo y las empresas mineras. Hoy día la mina está dentro del Área de Reserva Especial Minera, y su titulación debe ser otorgada a víctimas del paramilitarismo que operó en la zona.

Por su lado Uldarico se retiró de su cargo como Secretario de Minas al finalizar la gestión de Simancas y  procedió a continuar en su carrera política.

Para 2011, Uldarico se volvió a lanzar como candidato a la alcaldía de Barranco de Loba, esta vez de la mano del condenado por parapolítica y narcotráfico Juan Carlos Martínez Sinisterra, y su movimiento MIO. En esa ocasión Toloza perdió la elección por un poco menos del 1% (41.63% contra 42.43%).

Uldarico vuelve por La Gloria

Para 2015, sin importar la investigación de la Corte Suprema, y sin importar sus vínculos con los parapolíticos más infames de la región, Uldarico se lanza una vez más a la alcaldía de Barranco de Loba, esta vez con el partido Cambio Radical, con quien triunfa en su aspiración con el 54% de los votos.

Toloza regresa al escenario de la política local del sur de Bolívar, a donde fuentes de terreno nos cuentan cómo viene gestionando la interlocución a favor de una asociación de mineros, sobre la aspiración de otra asociación de mineros víctimas de las AUC, reclamante de los títulos. Toloza también ha sido visto con la actual Secretaria de Minas del departamento, en rondas por la región.

Sobra decir que levanta sospecha la gestión de Toloza frente a la concesión de la mina La Gloria, teniendo en cuenta su pasado como ficha clave de los clanes parapolíticos de la región y su paso por una Secretaria de Minas que en su momento fue cooptada por las AUC.